×
Gianni y Donatella
Gianni y Donatella
Gianni and Donatella
Sante D’Orazio
3
.
Dec
.
2014
-
17
.
Jan
.
2015
CURADURÍA -  
CURATED BY -  
Galería Hilario Galguera CDMX

Calle Francisco Pimentel 3, Col. San Rafael

Ciudad de México

+52 55 5546 9001

info@galeriahilariogalguera.com

Lunes - Sábado: 11:00 -17:00 h

Entrada libre

La Galería Hilario Galguera tiene el gusto de presentar por primera vez al público, desde que fueron producidas, la serie de fotografías “Gianni y Donatella” realizadas por Sante D’Orazio.

Capturadas durante el mítico desfile de Gianni Versace, en el que su hermana Donatella presentó la última colección del recién fallecido diseñador, son imágenes que, más que documentar los diseños en particular, retratan un estado emocional marcado por el estilo y la nostalgia. Personajes como Kate Moss y Naomi Campbell aparecen como íconos fabulosos de la moda en esta magnífica suite que consta de 46 impresiones en plata sobre gelatina trabajadas manualmente, lo que convierte a cada una de ellas en un ejemplar único por su extraordinario tratamiento y técnica refinada. 

Acompañando a esta serie se muestran dos piezas fundamentales del ciclo de desnudos (Autorretrato, 1995 y Rachel Hunter en el Hotelito Desconocido, Puerto Vallarta, 2004) que D’Orazio ha realizado a lo largo de los años como un divertimento muy íntimo –pero no por ello menos magistral– al grado de convertirse en la columna vertebral de su muy personal modo de expresión. En este caso, y para hacer énfasis en su formación académica como pintor y en su amplio recorrido por las artes visuales, se enfrentan dos ideas fundamentales del quehacer plástico: el artista y su modelo. El autorretrato frente al espejo, que funciona como gesto de reflexión y auto análisis (además de como representación del artista en el instante mismo de la creación), se presenta en un salón de la galería de cara a la modelo rendida, casi desnuda y con los ojos vendados, sujeto de análisis y composición en un acto de erotismo brutal. El enfrentamiento de ambas piezas en una misma sala da como resultado una poderosa imagen; una sensual y cruel metáfora del ejercicio fotográfico, de la experimentación con la luz.

En un intento de comprender a cabalidad la obra de este artista presentamos, escondida en un sólo espacio, la muestra de su trabajo más profundo y original: la serie “Scratch This”. En ella, el artista logra a través de la intervención gráfica directa la metamorfosis de imágenes de gran crudeza y vulgaridad visual, algunas insertadas en la tradición del objet trouvé, generando visiones alteradas. 

Como sueños prohibidos y ocultos, estas imágenes rozan peligrosamente los límites de lo kitsch y, con un refinamiento muy sutil, la pulsión de la curiosidad y el deseo como parte fundamental de la composición, se convierten en pequeñas piezas de una belleza, finalmente, aberrante y profundamente humana. 

Estos tres cuerpos de obra que hoy se exhiben, demuestran que Sante D’Orazio no puede ni debe ser considerado simplemente como un extraordinario fotógrafo. Es un artista cuyos amplios registros estéticos, técnicos y conceptuales nos enfrentan a un protagonista indiscutible de este mundo paralelo que es el de la persecución y el encuentro con la belleza a través del arte. 

La Galería Hilario Galguera tiene el gusto de presentar por primera vez al público, desde que fueron producidas, la serie de fotografías “Gianni y Donatella” realizadas por Sante D’Orazio.

Capturadas durante el mítico desfile de Gianni Versace, en el que su hermana Donatella presentó la última colección del recién fallecido diseñador, son imágenes que, más que documentar los diseños en particular, retratan un estado emocional marcado por el estilo y la nostalgia. Personajes como Kate Moss y Naomi Campbell aparecen como íconos fabulosos de la moda en esta magnífica suite que consta de 46 impresiones en plata sobre gelatina trabajadas manualmente, lo que convierte a cada una de ellas en un ejemplar único por su extraordinario tratamiento y técnica refinada. 

Acompañando a esta serie se muestran dos piezas fundamentales del ciclo de desnudos (Autorretrato, 1995 y Rachel Hunter en el Hotelito Desconocido, Puerto Vallarta, 2004) que D’Orazio ha realizado a lo largo de los años como un divertimento muy íntimo –pero no por ello menos magistral– al grado de convertirse en la columna vertebral de su muy personal modo de expresión. En este caso, y para hacer énfasis en su formación académica como pintor y en su amplio recorrido por las artes visuales, se enfrentan dos ideas fundamentales del quehacer plástico: el artista y su modelo. El autorretrato frente al espejo, que funciona como gesto de reflexión y auto análisis (además de como representación del artista en el instante mismo de la creación), se presenta en un salón de la galería de cara a la modelo rendida, casi desnuda y con los ojos vendados, sujeto de análisis y composición en un acto de erotismo brutal. El enfrentamiento de ambas piezas en una misma sala da como resultado una poderosa imagen; una sensual y cruel metáfora del ejercicio fotográfico, de la experimentación con la luz.

En un intento de comprender a cabalidad la obra de este artista presentamos, escondida en un sólo espacio, la muestra de su trabajo más profundo y original: la serie “Scratch This”. En ella, el artista logra a través de la intervención gráfica directa la metamorfosis de imágenes de gran crudeza y vulgaridad visual, algunas insertadas en la tradición del objet trouvé, generando visiones alteradas. 

Como sueños prohibidos y ocultos, estas imágenes rozan peligrosamente los límites de lo kitsch y, con un refinamiento muy sutil, la pulsión de la curiosidad y el deseo como parte fundamental de la composición, se convierten en pequeñas piezas de una belleza, finalmente, aberrante y profundamente humana. 

Estos tres cuerpos de obra que hoy se exhiben, demuestran que Sante D’Orazio no puede ni debe ser considerado simplemente como un extraordinario fotógrafo. Es un artista cuyos amplios registros estéticos, técnicos y conceptuales nos enfrentan a un protagonista indiscutible de este mundo paralelo que es el de la persecución y el encuentro con la belleza a través del arte. 

Hilario Galguera Gallery is pleased to present the photographic series “Gianni and Donatella” by Sante D’Orazio, for the first time since it was produced. 

Taken during Gianni Versace’s mythical runway after being recently shot dead, and when his sister Donatella presented his last collection, these images go beyond mere documentation of the designs: they portray an emotional state of mind marked by style and nostalgia. Characters such as Kate Moss and Naomi Campbell appear as fabulous fashion icons in this magnificent suite that consists of 46 hand made silver gelatine prints, causing every one of them to be a unique piece because of the extraordinary treatment and refined technique involved in their production.

Two fundamental photographs of Sante’s nude cycle (Self-portrait, 1995 and Rachel Hunter at the Hotelito Desconocido, Puerto Vallarta, 2004) adjoin this series. Over the years, D’Orazio has shot them as an intimate, yet masterly amusement, and they have become the backbone of his very personal way of expression. To emphasise his academic formation as a painter and his extensive trajectory in visual arts, two fundamental ideas confront in these two works: the artist and its model. Sante’s self-portrait in front of a mirror (as a gesture of reflexion and self-analysis in addition to being a representation of the artist in the very moment of creation), is presented in a room facing a surrendered model, barely dressed and blindfolded; a subject of analysis and composition in an act of brutal eroticism. The confrontation of both photographs in one same realm results in a powerful concept; a sensual and cruel metaphor of photography itself. 

In an attempt to entirely understand the oeuvre of this photographer we present hidden within a room, his most profound and original body of work: “Scratch This”. In it, the artist achieves the metamorphosis of images through direct graphic intervention (some inserted in the tradition of the objet trouvé, generating altered visions of great harshness). As forbidden and hidden dreams, these images dangerously collide with the limits of kitsch, and with a subtle refinement and the drive of curiosity and desire as a fundamental part of the composition, they become bits and pieces of aberrant beauty. 

These three bodies of work exhibited here prove that Sante D’Orazio can and must not be considered simply as an extraordinary photographer. He is an artist whose ample aesthetic, technical and conceptual registries confront us to the unquestionable protagonist of this parallel world of persecution and encounter with beauty through art.

Sante D’Orazio
TEXTO CURATORIAL
/ Por
obras en esta exposición
No items found.
Vistas de sala
No items found.