Peter Wüthrich en el MUSAC


El Camino son muchos caminos, no solo porque efectivamente su trazado se rami ca en múltiples vías que han variado su conformación y tenido un mayor o menor ujo humano en el tiempo, sino porque
la experiencia del mismo es tan múltiple como las motivaciones y
subjetividades de las personas que lo han caminado desde sus orígenes medievales vinculados a la expansión del cristianismo hasta hoy. Esa multiplicidad de caminos y de formas de entender el caminar ha generado históricamente una peregrinación de la que han surgido rutas que modi caron los paisajes, pueblos y ciudades con calles
y edi caciones vinculadas al Camino, o cios, contactos artísticos y
culturales, formas de ejercer la hospitalidad y conformaciones visuales que se han sucedido hasta hoy. La exposición Muchos caminos trata de dar cuenta del estado del Camino y su sentido en la actualidad a través de un conjunto de representaciones e imágenes realizadas por medio centenar de artistas contemporáneos.

El proyecto Muchos caminos. Imágenes contemporáneas del Camino de Santiago se basa en la realidad paisajística, antropológica,
cultural, histórica, espiritual y/o religiosa del Camino de Santiago y la peregrinación que lo motiva, pero sobre todo en la realidad experiencial
que se deriva de todo ello y que se plasma en algunas obras de arte contemporáneo, bien vinculadas directamente con la peregrinación

y el Camino, bien relacionadas con el paisaje, la mística, la historia
de las religiones, el arte, los sucesos históricos o la crítica realidad actual de las zonas rurales atravesadas por la ruta jacobea. La mayoría son obras de artistas españoles contemporáneos, aunque también
de foráneos, algunos seleccionados porque sus obras pertenecen a centros de arte y museos localizados en comunidades por las que atraviesa el Camino y otros porque han trabajado algunas cuestiones directamente relacionadas con él. La ruta jacobea se rami ca por
toda Europa (de hecho, el Camino comienza en el lugar en el que
se deja el hogar) y en sus principales ciudades es posible encontrar céntricas calles, instituciones, iglesias y torres vinculadas a Santiago; pero a pesar de esa innegable realidad internacional palpable en toda Europa, la exposición Muchos caminos. Imágenes contemporáneas del Camino de Santiago se centra en obras del contexto español directamente vinculadas a las rutas que entran desde Saint Jean Pied de Port (Francia) a Roncesvalles (España) y continúan hasta Santiago y Finisterre.

El Camino, como vía de comunicación y conocimiento, ha sido y es un detonante para la experiencia, la investigación y la difusión de las ideas.
A lo largo de los siglos y de los muchos kilómetros que lo recorren, además de las experiencias espirituales, religiosas y culturales (a las que hoy hay que añadir el ocio y el deporte), el Camino también ha “visto” realidades tales como guerras e invasiones, ciudades que han orecido y decaído a
lo largo de centurias, los desastres de la Guerra Civil en los años treinta y la represión franquista que la siguió en los cuarenta, el éxodo del campo hacia la ciudad desde los años sesenta, la despoblación y abandono característico de muchos lugares del interior de España desde los años ochenta y las ine caces políticas rurales emprendidas en los años noventa. Con este inicio de milenio, el Camino está siendo testigo del progresivo envejecimiento de la población parejo a la crisis del medio rural, de los
problemas medioambientales derivados del cambio climático, los incendios o la escasez de agua y de la turistización de una ruta que a veces puede rayar la saturación.

Sobre esos avatares históricos y problemas actuales, presentes también
en la muestra, no ha dejado de uir desde hace siglos una constante marea humana que camina hasta ese lugar físico llamado Santiago, ese lugar mítico del ocaso solar que conocemos por Finisterre atlántico o ese otro “lugar” que no pertenece a la geografía sino a la voluntad de la humanidad de ir más allá en el conocimiento del mundo y de sí misma.

Este afán de ir más allá de lo conocido y esta inquietud en aras del conocimiento es lo que ha desembocado en la realidad histórica de la peregrinación desde muchos lugares de Europa y del mundo hasta Santiago y Finisterre y ha generado una miríada de manifestaciones experienciales y culturales que explican, entre otros muchos fenómenos artísticos, la difusión del arte románico y gótico, la construcción de albergues, hospitales, iglesias o catedrales y otras muchas manifestaciones culturales menos materiales tales como contactos entre lenguas, literaturas, músicas, folclores y un largo etcétera que se han sucedido a lo largo de los siglos y sobre los que nuestra contemporaneidad deposita hoy su capa de imágenes y conformaciones visuales que la muestra Muchos caminos. Imágenes contemporáneas del Camino de Santiago trata de presentar.

La exposición estructura la diversidad de obras en torno a tres grandes temas:

- El destino de la peregrinación relacionado con el ansia humana de rebasar lo conocido y con la experiencia de caminar para “ir más allá”.
- El encuentro entre el yo y el mundo derivada de la relación corporal de la experiencia de caminar.
- Y, por último, los hechos que han marcado la historia del Camino.

La exposición es una coproducción con el festival Remover Roma con Santiago promovido por la Embajada de España en Italia coincidiendo con el XXX Aniversario de los Itinerarios Culturales del Consejo de Europa establecidos en Santiago de Compostela en 1987. Fue expuesta primero en la Real Academia de España en Roma entre el 2 de octubre y el 10 de diciembre de 2017. 

 

más información

 

 

The Way is made up of many roads, not only because its route branches out into multiple paths that have gradually changed in
shape and welcomed different human uxes over the course of time, but also because experiences of the road are as manifold as the motivations and subjectivities of those who have travelled it — from its mediaeval origin, linked to the expansion of Christianity, to the present. This multiplicity of roads and of ways of understanding walking have historically led to a pilgrimage whose routes, over time, have changed the landscapes and villages with their streets and buildings linked to the Road, their trades, artistic and cultural contacts, ways of practicing hospitality and visual con gurations. Many Roads intends to describe the present state of the Way and its current meaning through a host of images made by approximately fty contemporary artists.

Many Roads. Contemporary Images of the Way of St James is a project grounded in the reality of the landscapes, anthropology, culture, history, spirituality and religiousness of the Way and the pilgrimage that triggers it. Above all, it is based on the reality derived from its experience

which is expressed in certain works of contemporary art either directly linked to pilgrimage, or else related to the landscape, the mysticism, religions, art, historical events or today’s critical reality of the rural areas criss-crossed by the Jacobean route. Most of them are contemporary Spanish works, although there are also works by foreign artists — some of them chosen because they belong to art centres and museums in communities crossed by the Way of St James, and others because they tackle issues directly related to it. The Jacobean route branches out throughout Europe and in its main cities we discover central streets, institutions, churches and towers linked to St James. However, in spite
of this undeniable international reality that is tangible all over Europe, Many Roads focuses on Spanish works directly related to the routes that enter the country from Saint Jean Pied de Port (France) to Roncesvalles (Spain) and continue all the way to Santiago and Finisterre.

As a path of communication and knowledge, the Way was and still is
a trigger for experience, investigation and the dissemination of ideas.
Over the centuries and the many kilometres covered, besides the spiritual, religious and cultural experiences (to which we must now add sports and leisure), the Way of St James has also witnessed realities like wars and invasions, cities that have ourished and declined over the centuries, the disasters of the Spanish Civil War in the thirties and the repression of the Franco regime that followed it in the forties, the

exodus from the countryside to urban centres from the sixties onwards, the depopulation and characteristic abandonment of many rural areas in inland Spain that began in the eighties, and the ineffective rural policies launched in the nineties. At the onset of the new millennium, the Way is witnessing the progressive ageing of the population, the dif culties faced by rural areas, environmental problems derived from climate change, res or water scarcity, and the touristisation.

For centuries, a continuous human wave has made its way to Santiago de Compostela, negotiating the historical changes and current problems that are also present in the show, reaching the legendary spot known as Finisterre – Land’s End – where the sun sets on the Atlantic, that other place that isn’t geographical but obeys humanity’s will to delve deeper into the knowledge of the world and of itself. The desire to transcend what is known, the thirst for knowledge explains the historical reality

of pilgrimage from many places in Europe and the rest of the world to Santiago and Finisterre. The myriad of experiential and cultural forms generated over the centuries include the dissemination of Romanesque and Gothic art, the construction of hospitals, churches and cathedrals, besides less material expressions, i.e., contacts between languages, literatures, musics and folklores, all of which are shrouded in layers of contemporary images that will be presented in Many Roads.

The exhibition structures the diversity of works around three major themes:

- The destiny of the pilgrimage related to the human desire to go beyond what is known and with the experience of walking to “go beyond”.

- The encounter between the self and the world derived from the bodily relationship of the experience of walking.

- And, nally, the events that have marked the history of the Camino.

The exhibition is a co-production with the Remover Roma con Santiago (Revive Rome with Santiago) festival sponsored by the Spanish Embassy in Italy to celebrate the 30th anniversary of the Cultural Routes of the Council of Europe launched in Santiago de Compostela in 1987. It was rst staged at the Royal Academy of Spain in Rome between October 2 and December 10, 2017. 

 

more infomation