Cristóbal Gracia - Aquatania Parte 1 - Museo de la Ciudad de Querétaro
08 / 12 / 2017 - 28 / 01 / 2018

Aquatania parte 1:Un hombre debe ocupar el lugar que Dios le otorga – caminos selváticos o las calles de Hollywood – y pelear por las cosas en las que cree

 A partir de la película Tarzán y las sirenas (1948), Cristóbal Gracia desarrolla un proyecto que cuestiona, a la vez que reinterpreta, la visión postcolonialista que a mediados del siglo XX explotó el cine hollywoodense de un nostálgico exotismo que servía de contrapunto a los ideales de modernidad de la época.

Basada en una serie de forzados sincretismo que no se correspondían con la realidad, la cinta protagonizada por un veterano Johnny Weissmuller muestra a las playas de Acapulco como escenario de una atrasada sociedad africana, donde los actores que participaban como aborígenes eran mexicanos.

El puerto guerrerense, principal destino de playa en el país durante casi todo el siglo XX, fue uno de los pilares de la construcción de ese mismo impulso modernista, el cual fracasó y entró en decadencia, igual que el propio Johnny Weissmuller, quien vivió los últimos años de su vida en el Hotel Los Flamingos de Acapulco, perdido entre su propia decadencia y el delirio de su personaje Tarzán.

Cristóbal Gracia retoma esta historia cruzada entre el cine, el actor estadounidense y Acapulco para traer al presente esa fascinación que genera dicho destino turístico, el cual está perdido hoy en el alucinante laberinto de la violencia del narco.

 

Edgar Alejandro Hernández

Curador

 

Based on the movie Tarzan and the Mermaids (1948), Cristóbal Gracia develops a project that at the same time questions and reinterprets the post-colonialist vision that emerged in the mid 20th century Hollywood cinema. This nostalgic exoticism served as a counterpoint to Modernism and the ideals of its time.

Taking a series of forced syncretisms that did not correspond with reality, the movie starring Johnny Weissmuller, portrays the beaches of Acapulco like the scenery of a primitive African society. However, the predominant ethnicity of the acting personnel is Mexican.

The Port of Guerrero, vital beach destination of the country during the entirety of the 20th century, was one of the pillars of the construction of that failed modernist impetus. This failure was further reflected by Johnny Weissmuller himself, who lived his final years in the hotel Los Flamingos in Acapulco, lost in his own decadence and the frenzy of his character, Tarzan.

Cristóbal Gracia recaptures this interwoven story between cinema, the American actor and the Mexican port to bring to the present the fascination that this beach destination has generated. In complete contrast to todays Acapulco, lost in a hallucinating labyrinth of narco violence. 


Edgar Hernández 

Curator

Selección de obra | Selection of Works



Hora de la verdad; they killed each other, 2016
Fotografía coloreada, acuarela y pastel
87 x 72 cm



Una tumba no asegura una suite en el infierno y otras manifestaciones del poder después de la muerte, 2016
Técnica mixta
250 x 80 x 200 cm



Una tumba no asegura una suite en el infierno y otras manifestaciones del poder después de la muerte, 2016
Técnica mixta
250 x 80 x 200 cm



Aquatania, 2016
Collage
62 x 92.5 cm



Suite Tarzán, 2016
Fotografía digital sobre papel de algodón
103 x 152.5 cm



Los tentáculos del poder, 2016
Tinta sobre papel de algodón
89 x 125 cm



Octo Balú, 2016
Tinta sobre papel de algodón
89 x 125 cm



Balú, un dios falso, 2016
Fotografía coloreada, acuarela y pastel
87 x 72 cm



Simples y primitivos, 2016
Fotografía coloreada, acuarela y pastel
72 x 87 cm



Los tonos de las chicas de Aquatania, 2016
Fotografía coloreada, acuarela y pastel
72 x 87 cm



Balú, 2016
Fotografía coloreada, acuarela y pastel
87 x 72 cm



Paisaje de Aquatania I, 2016
Acrílico, marcador, serigrafía sobre lienzo
200 x 150 cm












Video
Invitación | Invite